EL CONFLICTO COLOMBIANO ES UNA GUERRA DE CLASES Print
Share
Bulletin archive - Bulletin Issue1 - April - June 2001
Tuesday, 09 September 2008 14:59
Guerra contra la droga, cívil o militar, declarada o no declarada, regular o irregular, rural o urbana, o lo que ella sea, el caso es que la guerra que vive Colombia es una guerra de clases y uno de los mayores problemas que impiden su solución es la negativa de la clase alta en aceptar que es una guerra de clases.
Hace dos años por esta época el periodista y humorista colombiano Jaime Garzón en una conferencia ante los estudiantes de comunicación de una universidad de Cali hablaba de la existencia de una FRANJA DOMINANTE que manejaba el paÌs para sus propios intereses y en la cual los colombianos debian buscar las explicaciones del conflicto existente. Dos meses m·s tarde Garzón fué asesinado en Bogotá corriendo asíla misma suerte del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitan quien el 9 de Abril de l948 fué asesinado por su lucha en contra de lo que él llamaba las oligarquias liberales y conservadoras causantes de la miseria de la mayorÌa de los colombianos.

Colombia historicamente ha sido administrada como una finca por una clase alta conformada por las castas descendientes de inmigrantes extranjeros que con la ayuda de sus propios gobiernos o intereses económicos de sus paises han adquirido posiciones de privilegio para servir m·s a sus mentores que al propio paÌs del cual también son sus hijos. Primero llegaron los colonizadores Españoles, luego hubo oleadas de Ingleses y Fraceses que tambien se disputaron las mejores riquezas, despuÈs llegaron inmigrantes procedentes de Estados Unidos, Italia, Libano, Israel, Alemania, Siria y muchos otros paises quienes a través de varias generaciones fueron concentrado el poder polÌtico y económico en detrimento de la mayorÌa de sus compatriotas que son mestizos descendientes de indigenas, negros esclavos llevados del Africa y otros inmigrantes de paises pobres o de menores escalas sociales de los paises capitalistas.


LA GUERRA

La voracidad de los ricos parece no tener limites dados los innumerables recursos que posee Colombia; muchas veces entre ellos mismos han desatado guerras civiles donde los pobres siempre han llevado la peor parte y sufrido la mayor cantidad de victimas.También h· habido guerras cuando los ricos han querido eliminar a los pobres para asÌ imponer su hegemonÌa y los han obligado a levantarse en armas a veces con tanta furia que han tenido que recurrir a la guerra sucia para debilitarlos o en otros casos a las ayudas de la burguesia internacional y el imperialismo para derrotarlos.

Es claro entonces que la guerrilla colombiana es una consecuencia de las injusticias sociales y no la causa del conflicto actual como se trata de demostrar a través de la propaganda y aunque ella no tiene el respaldo de la totalidad de la población sírecoje las aspiraciones de muchos sectores que a lo largo de la historia han sido marginados y victimizados.


LOS DUEÑOS DEL PODER

El semanario britanico " The Economist "en un informe especial publicado este 2l de Abril demuestra como désde l930 los gobiernos colombianos se han sucedido unos a otros entre un puñado de familias cada uno con dos gobiernos a su haber como los López, los LLeras y los Pastranas que actuan como dinastias que se reparten entre ellos todos los principales medios de poder.

El diario el Tiempo que es el de mayor circulación e influencia nacional es de propiedad de la f·milia del actual ministro de hacienda JUAN MANUEL SANTOS que tiene aspiraciones presidenciales y es descendiente de el expresidente Eduardo Santos. El segundo periodico en importancia, el Espectador, es de propiedad del grupo economico Santodomingo, pero es dirigido por Carlos lleras de la fuente, hijo del expresidente Carlos lleras Restrepo, y el caso m·s actual es el de el presidente Andres Pastrana A, hijo del expresidente Misael Pastrana B, hermano del director del periodico la prensa y propietario Èl mismo de una programadora de televisión con franquicia del estado.


LA PAZ

Pese al estado de violencia permanente, el pueblo colombiano siempre ha tenido una inquebrantable vocación de paz, al punto que la minoría que controla el poder siempre h· manipulado ese deseo y le ha desviado la atenciÛn de los verdaderos origenes del conflicto proponiendole soluciones parciales como procesos de paz, elecciones,reformas, Asamblea Constituyente, Referendums etc. Désde Belisario Betancourt los presidentes han agitado el discurso de la paz, han dibujado palomas, batido pañuelos blancos, realizado marchas, propuesto planes como el "Plan Colombia", mientras los rios de sangre ha ido aumentando su caudal y la brecha que separa los ricos y los pobres se ha ido haciendo m·s profunda; de ahÌ que resultan interesantes las palabras del profesor de filosofia de la Universidad de Berlín ERNEST TUGENDHAT quien en su visita a Medellín a comienzos de Abril dijo que el problema del conflicto en Colombia no radica en buscar la paz a cualquier precio."


LA DROGA, LOS RICOS Y LOS POBRES

Las diferentes bonanzas de la droga han fortalecido a las clases altas que aunque en publico se lavan las manos y critican el narcotr·fico, en privado facilitan toda su infraestructura como bancos, negocios de comercio exterior, transporte, haciendas, propiedades, amistades, influencias, etc para que el negocio prospere y ellos puedan mantener su estatus como clase dominante.

El fenómeno paramilitar que actualmente vive Colombia es el resultado de una estrategia contra insurgente del estado colombiano por orientación de los Estados Unidos, pero es tambiÈn el desarrollo de un fenómeno de expansión y control por parte de la clase dominante que alimentada por el narcotr·fico ahora tiene todo el poder económico, político y militar para desarrollar su proyecto hegemónico . Por eso estan librando su propia lucha de clases contra los campesinos, trabajadores y pobres de Colombia y por eso hay narcotraficantes muertos como Pablo Escobar quien procedÌa de extracción popular y hay narcotraficantes vivos Y libres como los OCHOA DE MEDELLIN Y CARLOS CASTAÑO cuyas familias siempre han pertenecido a los grandes terratenientes de Antioquia y Uraba.


CUPULA MILITAR

Aunque la tropa colombiana en su mayoria es de extracción campesina y trabajadores, la cupula de las fuerzas armadas siempre ha sido de extracciÛn burguesa y por eso la forma tan obsesiva como defienden los privilegios de sus amos que son los suyos propios. Los oficiales del ejercito, la marina, la fuerza aerea y la policia no estan en el frente donde se sufren las heridas o se recibe la muerte, ellos dirigen la guerra dÈsde sus cuarteles para lo cual se han preparado en los 700 cursos que reciben en Estados Unidos y en Europa cada año; ellos obtienen dividendos de los negocios de compra y venta de armas y equipos militares, reciben comisiones de grupos econÛmicos y multinacionales, tienen cuantiosas propiedades y compaÒias de seguridad privada, reciben pensiones a temprana edad y aunque gozan de inmunidad para ser juzgados por la justicia civil por delitos propios de su actividad, hay casos cuando deben dejar sus cargos y entonces se dedican de tiempo completo al paramilitarismo o son nombrados agregaos militares en cualquier embajada colombiana en el mundo.


LA CLAVE DEL CONFLICTO

Hace poco el periodista Mauricio Gomez hijo de el asesinado excandidato presidencial Alvaro Gomez y nieto de el expresidente Laureano Gomez dijo que lo más extraordinario de Colombia es que hay una guerra cÌvil donde los bandos no estan definidos." Esta es la tÌpica explicación que dan los "expertos" colombianos y las analistas internacionales amigos del gobierno que incluso cuentan al pueblo de su parte, pero La realidad es que los bandos estan claramento definidos: De un lado estan los ricos con una estrategia clara de poder de la mano de los Estados Unidos y de otro lado estan los pobres que hay que reconocer que sí están confundidos entre la necesidad de vivÌr con dignidad y sus aspiraciones de paz inmediata que aunque son perfectamente compatibles todos se las quieren mostrar como si fueran antagonicas.

La importancia de lo que pasa en Colombia es que ello es el reflejo de los mismos problemas que se viven en toda America latina razÛn por la cual la lucha también es contra el imperialismo norteamericano que no est· dispuesto a abandonar a su suerte a sus burguesias nacionales ni mucho menos a permitir que los pobres del sur se levanten con dignidad y rabia contra los ricos del norte.

Alberto García